ESTABILIZACIÓN POR FUSIÓN

Los residuos de amianto o asbesto deben su peligrosidad a su conformación cristalina y no a otros factores. La exposición a fibras de amianto puede ocasionar enfermedades irreversibles. La problemática de su tratamiento está orientada a cambiar la formación cristalina hacia una conformación inocua.

De la misma manera, los metales pesados contenidos en cenizas lixivian fácilmente bajo la acción del agua de lluvia, por lo que el desafío es contenerlos en un matriz donde queden retenidos y se evite su lixiviacion.

Esto se logra mediante la estabilización por fusión, que consiste en la preparación de la mezcla de este tipo de residuos con arena y otros fundentes, sometidos a temperaturas superiores a 1.200 ºC. La mezcla se transforma, al enfriarse bruscamente, en un material vítreo, de estructura amorfa, que ha perdido la toxicidad intrínseca del amianto y es resistente a la acción del clima. El producto es utilizado como grava de bases y sub-bases, puede ser mezclado con hormigón y/o cemento, o formar parte de asfalto.   

Tubos de gases

Compuestos por una carcasa metálica y relleno de amianto, se cortan en condiciones especiales de seguridad para prevenir la voladura del amianto. Este último es derivado a estabilización por fusión, mientras que la carcasa es acondicionada como chatarra.

RESIDUOS PELIGROSOS
TRATAMIENTOS ESPECIALES
Planta Industrial y Oficina San Lorenzo - Ruta 10 s/n (Acceso a Autopista Puerto San Martín)
(S2200) San Lorenzo, Santa Fe, Argentina
 
 
  • Facebook
  • Instagram
  • Icono social LinkedIn

Nuestras vías de comunicación

idm@idmsa.com.ar

diluyentes@idmsa.com.ar

ventas@idmsa.com.ar